Categorías
Informes Medios Medios Digitales Nuevos Medios Opinión Redes Sociales Sociales Sociedad

El periodismo no está en jaque

El periodismo digital o ciberperiodismo es una nueva posibilidad para hacer periodismo. No es la única, pero cada día toma más fuerza. Y el periodismo móvil se acopla a esa paleta de opciones. La profesión no está perdida, las antiguas maneras de ejercerla tal vez sí.

Escrito y publicado por: Agustina Diaz. 

Desde la aparición de Internet el mundo comenzó a vivir cambios sin precedentes. Según el documental de Canal Encuentro “Distancia Cero” Internet dio lugar a “la Era del Conocimiento”. Ahora bien, ¿qué estamos haciendo con tanto “conocimiento”? ¿qué lugar tiene el periodismo en este mar de complejos procesos?

La agencia global londinense “We are social” en enero del 2020 lanzó datos que nos hacen dimensionar el peso de Internet a nivel mundial.  Más del 58% de las personas del mundo tienen acceso a Internet, o sea 4,54 billones de 7,75 billones de habitantes. Pero un dato no menor es que solo un 55% de la población mundial está en sectores urbanizados. En un año, desde enero de 2019 a enero del 2020, la cantidad de usuarios navegando en Internet creció un 7% (289 millones de personas). Estos son datos pre pandemia ¿cuál serán los resultados del próximo año?

Estos índices dejan entrever cuál es el lugar que ocupa hoy el periodismo digital para las nuevas redacciones. Espacios laborales que cada vez son más dinámicos, pero también más sujetos a errores o fallas (tanto ortográficas como éticas). Pero también evidencian uno de los mayores problemas de este siglo XXI: la brecha económica, digital, y educacional. Conflictos que se dan en el marco del proceso de globalización.

Pasaron caso 30 años de que surgieron los primeros diarios digitales. El paso del tiempo multiplicó los formatos para presentar noticias. Se abrió (y se sigue abriendo) un nuevo abanico de desafíos a la hora de generar contenido periodístico.

Imagen representativa de periodismo digital.

Los datos son tan efímeros, pero a la vez pueden ser trascendentales y virales al mismo tiempo. La vida cotidiana se convirtió en una carta de presentación para las empresas que buscan segmentar su público. Ahí están tus amistades, tu nombre y apellido, tu dirección, tu helado favorito, tus miedos. Ese gran mosaico de datos que esconde el poder la famosa big data.

Esta imagen y este discurso son un claro ejemplo de cómo Google Ads (una herramienta de Google) te deja al alcance de tu mano la posibilidad de hacer más eficaz tu manera de publicitar tu empresa, productor, o tu marca.

Sitio web de inicio de Google Ads.

Es así como los modelos de negocios en los medios de comunicación mutaron. La Era Digital generó cambios en la manera de consumir las noticias, y por ende, en la forma de venderlas. Porque claro, las noticias son un producto que requiere de muchas aristas, y cada de una de ellas cuenta. Desde la calidad de información, el análisis de datos, la redacción, el diseño, la claridad, la certeza, y el dinero que eso implica.

La relación con las audiencias se modificó drásticamente. El periodismo digital opera con metodologías tradicionales, pero usa el ciberespacio para investigar y producir contenidos. Las tres principales características del ciberperiodismo se expanden cada vez más.

Por un lado, tenemos la multimedialidad. El hecho de poder generar contenido en distintos formatos genera una nueva manera de leer. Tal y como lo estás haciendo ahora. La nota puede pasearte por contenido audiovisual, un podcast, fotos y texto.

Por otro lado, está la hipertextualidad, por ejemplo, la existencia de un link con otra nota anterior relacionada al tema.

Por último, la interactividad, que se relaciona con uno de los puntos que mencionamos anteriormente: la audiencia. Una audiencia que no solo tiene la capacidad de consumir contenido de otra forma (y de varias), sino que también poseé la posibilidad de tener voz y voto en cada publicación. Son prosumidores: generan y consumen contenido en simultáneo.

El periodismo digital viene a reconstruir muchas cuestiones de rutina que en algún momento en el ámbito periodístico se dieron por sentadas. En especial, la certeza del funcionamiento del modelo de negocios de la prensa gráfica de principios de Siglo XX. Por ejemplo, el hecho de que la publicidad era por página, por tamaño, por el alcance del periódico.

Ahora esos puntos se traducen a cuál es el medio de comunicación más “exitoso” en Internet. El problema (mejor dicho, desafío) es que las nuevas redacciones poco a poco deben dejar de mirar la cantidad clicks en una nota, y apelar a otros recursos más propios del periodismo en esencia. Porque justamente el éxito del periodismo digital no estará en los lectores efímeros y en notas amarillistas, sino en un producto de calidad que apueste a su público y la información de calidad.

Este podcast producido por Motorola y Telecom se titula “Redacciones 4G” e invita a reflexionar sobre el periodismo digital. En el episodio 8 “Cómo la lectura de audiencia impacta en el periodismo” tiene voz Matias Amigo, director de un medio de comunicación bahiense: Wips Digital. Invito a escuchar los episodios que les parezcan más interesantes, y si quieren todos, tal vez también sea una buena opción.

Punto aparte: la desinformación                                                         

La desinformación es moneda corriente. La sobreinformación y la falta de certeza generan incertidumbre. Porque estos datos falsos aparecen en formato de audio, en cadenas de Whatsapp, y ganan una especie de cápsula ilusoria de verdad. Son hechos que están bien minuciosamente armados que hacen dudar si realmente determinado hecho es real o no. El sitio chequeado.com es un claro ejemplo de cómo los medios de información ahora no solo generan noticias, sino que también deben ser una especie de “curadores de noticias”. h

https://www.facebook.com/Chequeado/

Este año generaron un nuevo espacio fue nombrado cómo “Museo de la desinformación”. “Hay cosas que no pasaron y no tienen que volver a pasar. Por eso hoy celebramos nuestro décimo aniversario con la presentación del Museo de la Desinformación” fueron la palabras de Chequeado el 23 de octubre a través de su cuenta de Twitter. En ese mismo post presentan 8 hechos que representan la desinformación, y el poder de las redes sociales.


¿Qué lugar tiene el periodismo móvil en todo esto?

En medios de comunicación de Bahía Blanca, como La Brújula 24 o La Nueva, por lo menos el 85% de sus visitas a sus páginas webs son a través de dispositivos móviles. Nuestros smartphones son parte de la vida cotidiana. Y no solo tienen herramientas nativas del celular, sino que ahora también está la posibilidad de descargar aplicaciones que hacen que estos mismos se potencien.

Según una nota del sitio La Vanguardia “El MOJO (Mobile Journalism o Periodismo Móvil), permite contar historias de una forma diferente y está ganando presencia en la actualidad. El periodismo móvil es el que puede realizarse con smartphones o con tabletas. Normalmente la información se capta, edita y distribuye a través de estos soportes.

Debido a la gran multitud de herramientas y formatos disponibles, los periodistas de hoy en día ya no solo escriben texto. Crean las piezas periodísticas pensando en cómo pueden adaptarlas a varias plataformas o cómo pueden utilizar diferentes tipos de material audiovisual”.

https://www.lavanguardia.com/vida/junior-report/20190612/462836800351/mobile-journalism-forma-diferente-contar-historias.html

Hoy el periodismo móvil es una herramienta más que está al alcance de cualquier persona que asuma el desafío de superarse todos los días. Tal vez no haya recetas mágicas, solo nuevas maneras de hacer lo ordinario algo extraordinario”.