Escrito por: Camila Aylen Elia

Un salon lleno de mujeres y hombres, esperando el comienzo de esta cátedra por el aborto legal seguro y gratuito. Natalia Di Marco, profesora de filosofia, vino desde la ciudad de Córdoba a brindar la primer charla de la cátedra que se brinda en el salon de actos de la UNS.

«No vemos que lo que pasó el 8 de agosto fue un triunfo para nosotros, y nos queda seguir caminando» fue una de las frases que dijo durante este encuentro, en dónde dejó más que claro que no nos vamos a dar por vencidas.

Un encuentro dónde se tocaron varios aspectos relacionados tanto al feminismo y la lucha que realizamos hoy en día las mujeres, cómo al comienzo de la lucha por la despenalización del aborto y de cómo se fue dando este «fenómeno» hasta llegar a lo que es hoy en día.

Pequeña reflexión sobre el aborto

Nosotras seguimos luchando por las que nunca volvieron, por las que ya no tienen voz. Ni una menos por abortos clandestinos. Aborto legal seguro y gratuito que sea ley.

Alberto Fernandez desde Mexico

«Yo no soy un hipócrita. Si hay algo que me complica la vida es decir lo que creo. Toda mi vida enseñé que el aborto nunca debió haber sido un delito. Y esta altura de los acontecimiento creo que no debe ser un delito y que el Estado debe garantizar que las mujeres pueda acceder a un aborto en condiciones de asepsia», respondió el presidente electo Alberto Fernández a la primera pregunta que le hicieron ayer los estudiantes de la UNAM que fueron a participar de la charla que ofreció para hablar de Latinoamérica. Fernández siguió: «Es un problema de salud pública. Que el aborto no sea castigado, las mujeres no están obligadas a abortar», completó. Advirtió además que los derechos de las mujeres «van mucho más allá del aborto».

Convocatoria a marcha por el aborto

  • Educación sexual para decidir.
  • Anticonceptivos para no abortar.
  • Aborto legal para no morir.
  • Aborto legal, seguro y gratuito YA.

Alberto Fernandez sobre la educación pública

La definición tan tajante sobre un tema que muchos políticos suelen esquivar, sirvió para sumar puntos a una platea estudiantil que se mostro entusiasta desde el vamos. «Soy un hijo de la universidad pública», se definió Fernández, arrancando los primeros aplausos. 

Dejar de lado la desigualdad

«El gran desafío que tenemos es dejar este estigma de dejar de ser continente con mayor desigualdad», definió Fernández, que insistió en el dato que al asumir el país tendrá un 40 por ciento de pobres. «Las mejores sociedades son las sociedades más iguales», comentó, y habló de los beneficios de atender las necesidades de los más postergados. «Es un imperativo moral que tenemos», insistió.

https://goo.gl/maps/W1F9zVbMiR17rZik8