Categorías
Sin categoría Televisión

COSTUMBRE MILLONARIA

Mucho se habló de lo que iba a pasar en las tribunas y en las adyacencias de los estadios en un nuevo mano a mano de Copa Libertadores entre River y Boca, pero finalmente se pudo vivir y disfrutar una serie en paz, sin incidentes y con el sano folclore que llegaba desde las tribunas

El festejo de la clasificación
Escrito por: Mateo Lassalle. Publicado por: Eugenio Andrés y Mateo Lassalle.

PARTIDO DE IDA

En el partido de ida que se disputó en el Monumental y con un marco de público impactante, fue River quien dominó el juego de principio a fin.

A los dos minutos, Andrada ya se había revolcado ante un remate de De La Cruz, y en lo que parecía una jugada aislada de partido apareció el VAR. A su manera, tal vez sudamericana, se tomó tres minutos en avisarle al árbitro que un cruce de Mas sobre Borré merecía una sanción. Cuestión que el penal se pateó casi cinco minutos después de la infracción y a los 7 minutos empezaba otro partido. El mismo Borré fue quien cambió el penal por gol y a partir de ahí Boca quedó totalmente descolocado.

La figura

Enzo Pérez fue figura conduciendo desde atrás, eligiendo siempre bien, ordenando un medio campo que en el primer tiempo fue una zona de imprecisiones de los dos lados y que alumbrado por la inteligencia del mendocino fue inclinando la balanza con claridad hacia River.

La alternativa para buscar el empate

Sobre los diez minutos del segundo tiempo Alfaro apostó por Tevez, “el enemigo” elegido por los más de 70 mil hinchas locales y exclusivos. Salió Soldano, el 9 devenido a 8 por decisión de Alfaro.

El DT xeneize buscó que Ábila estuviera menos aislado, sin conseguirlo. Boca no logró generar sociedades entre Reynoso y Mac Allister, nunca se amigó con la pelota, aunque la necesitaba desde el minuto siete.

Nuevamente Gallardo fue efectivo desde el banco

Al ratito Gallardo respondió desde el banco con Scocco por Borré. Buscaba alguien que culminara, porque el Muñeco entendió que la paciencia es una virtud, pero también que el 1-0 no garantiza el triunfo. River sí controlaba el útil necesario, jugaba por afuera, hacía la cancha más ancha pero le faltaba ser lo suficientemente profundo.

Lo logró enseguida, con la aparición de Nacho Fernández tras pase de Suárez para definir como centrodelantero.

Si Boca no hacía pie hasta ese momento, ahora ya resbalaba con peligro. Salvo Andrada. El arquero sufrió dos goles, pero evitó otros, incluso tuvo atajadas notables en acciones invalidadas por fuera de juego.

Resumen partido de ida.

River pudo haber liquidado la serie

Pudo ser peor para Boca y tal vez en River pocos imaginaban que podía ser mejor. El 2-0, acompañado del valor que ofrece convertir como visitante, cotiza en alta pensando en una nueva final. Pero más allá del resultado, River y Boca se fueron con sensaciones demasiado distintas según lo que evidenciaron en la fría noche del Monumental.

View this post on Instagram

¡¡¡GANÓ RIVEEER!!!

A post shared by River Plate (@riverplate) on

PARTIDO DE VUELTA

En el partido de vuelta, disputado en la Bombonera, el contexto obviamente era diferente: la cancha también estaba repleta pero en este caso sabían que había que revertir una difícil situación.

El inicio del partido se retrasó unos quince minutos porque empleados del club tuvieron que retirar papeles que arrojaron los hinchas que impedían vislumbrar las demarcaciones del campo.

Boca salió con otra actitud

Urgido por la necesidad, Boca Juniors salió decidido a plantarse en campo rival.

River se replegó pero dejó a sus dos delanteros (Rafael Borré y Matías Suárez) bien adelantados para aprovechar los contraataques.

La polémica bien resuelta por el árbitro

A los 21 minutos, el árbitro brasileño Wilson Sampaio le anuló un gol a Eduardo ‘Toto’ Salvio porque en la jugada previa la pelota pegó en la mano del defensa Emmanuel Mas.

En una de las últimas jugadas del primer tiempo, Franco Armani evitó un gol en contra de Enzo Pérez.

El comienzo del segundo tiempo fue muy parecido al primero. Boca atacó pero chocó contra la línea defensiva de River, que no logró inquietar de contraataque.

Alfaro buscó acelerar el «Falcon»

Alfaro movió el banco a los 61 minutos y mandó a la cancha a dos delanteros: Mauro Zárate y el venezolano Jan Hurtado.

Poco después, Marcelo Gallardo hizo que Lucas Pratto ingresara en lugar del colombiano Borré.

Festejos en el vestuario visitante de la Bombonera

El trámite no varió demasiado. Boca avanzó con ímpetu pero sin ideas y River se defendió con seguridad.

Resumen del partido de vuelta

El gol de la ilusión

Pero a diez minutos del final, Hurtado, que había ingresado poco antes, anotó el 1-0 tras desviar sobre la línea un tiro libre que envío Alexis Mac Allister y cabeceó Lisandro López.

A pesar del cambio actitud, que fue reconocida con aplausos al final del partido, para Boca no fue suficiente. Ya que en definitiva, pasó el mejor de los dos partidos,

el que mejor jugó y propuso. River es nuevamente finalista de la Copa Libertadores por tercera vez en cinco años (ganó las otras dos) con el plus de haber eliminado a su eterno rival en las tres.

Recibimiento del plantel Millonario al Monumental

HISTORIAL GALLARDO ENFRENTANDO A BOCA EN MATA MATA

  • SUDAMERICANA 2014: River ganó 1 a 0 en el global.
  • LIBERTADORES 2015: River se clasificó luego del incidente con el gas pimienta.
  • SUPERCOPA ARGENTINA 2018: River triunfó 2 a 0.
  • Libertadores 2018: River salió campeón en Madrid por 5 a 3.
  • LIBERTADORES 2019: River ganó 2 a 1.
View this post on Instagram

¿SEGUIMOS HACIENDO HISTORIA, MUÑECO? 😍

A post shared by River Plate (@riverplate) on

La alegría de Marcelo Gallardo

ANÁLISIS DE DANIEL ALONSO

ESCUCHÁ LAS PLAYLIST DE TUS CLUBES

LA REVISTA DE LA PRIMER LIBERTADORES DEL MUÑECO