Es sabido que el sol de la media tarde es algo con lo que no se debe jugar, nosotros nos acordamos de esto cuando emprendimos viaje hacia el predio de la rural el día domingo, día de discursos y premiación.

 Ya en el colectivo de ida sabíamos que nuestra higiene personal decrecía con cada momento que pasaba, el calor se hacía presente y solo iba en aumento. Ya eran las tres y media de la tarde y estábamos llegando, para nuestro gusto, tarde.

Leer más