El show era de regocijo, un vaivén de muchos aplausos,  el ex músico de Pink Floyd, rememoraba piezas clásicas de los discos más aclamados de tales como Dark Side On The Moon, Animales, The Wall y Wish You Were Here.

Pero la sorpresa no se hizo esperar, luego de que el músico británico interpretará Eclipse. Las luces se apagaron, y en un abrir y cerrar de ojos, León Gieco subió al escenario. 



“Pasemos a la parte agradable: estoy feliz de decirles que León Gieco está aquí”.

Waters deja su protagonismo para otorgarselo al ilustre músico argentino, que con canta con pasión “Los viejos hombres que no están”, y detrás en un plano secundario lo observa Roger.

“La Memoria” cantado por León Gieco

Cuando acabó la canción el ex líder de Pink Floyd, alza sus manos al cielo al  ver a Gieco cantar “Libre como el viento” en el estribillo

“Muchas gracias” dijo el músico santafesino, mientras se alejaba del micrófono, y se alejaba dando pasos hacia atrás, en busca de Waters que se encontraba con total admiración y el placer de haber escuchado la canción.

Finalizando el momento mas conmovedor del espectaculo, sin dudas. El fervor del público expectante se la llevo “La Memoria”, pero no fue el tema que cerro el setlist tan rico del músico británico, que dio el paso a la majestuosa “Mother” del disco The Wall.

Para finalizar con la prestigiosa canción “Comfortably Numb” del disco The Wall, que se llevó todos los aplausos, destinados a Roger Waters.

Agustín Copa