Los accidentes viales son considerados una epidemia según la Organización Mundial de la Salud (OMS), y  las estadísticas demuestran que la problemática es cada vez mayor. En la actualidad, la Argentina es uno de los países con mayor cantidad de siniestros viales.

Según el informe anual del Instituto de Seguridad y Educación Vial (ISEV), en 2017 hubo un aumento del 21,5% en la siniestralidad vial comparado con el año anterior; y un incremento del 9,2% en la cantidad de muertes por hechos viales.



Este tipo de accidentes, encuentran sus causas en una
diversidad de variables. Los expertos del (ISEV) afirman que cerca del 90% se producen por fallas humanas del conductor, señalando la imprudencia al conducir
como la principal causa de estos sucesos; seguida del exceso de velocidad, de
la ingesta de alcohol y de otras drogas, así como las diferencias en las calles
y rutas, y de las fallas mecánicas de los vehículos. Sin embargo, de todas las
anteriores, el alcohol es una de las principales causas de los accidentes en
nuestro país, que muchas veces, no solo terminan con personas heridas, sino que,
derivan en verdaderas tragedias como la muerte.

Conducción bajo los efectos del alcohol

Como vimos
anteriormente, el
alcohol tiene efectos tóxicos y otros peligros como la intoxicación y
dependencia. Si a estos efectos, le sumamos el estar conduciendo,  las capacidades
de algunas funciones del ser humano, como los reflejos, los tiempos de reacción
a la luz y a eventos imprevistos, se ven alterados, y posiblemente la persona
termine en un siniestro vial.

A su
vez, dentro de estos siniestros viales, se ha demostrado que por cada aumento
del 0,2% en concentración de alcohol en sangre (CAS), se duplica el riesgo a
verse comprometido en un accidente fatal .Y el riesgo de un accidente fatal
para todos los grupos y edades, con CAS entre 0,5% y 0,9% es nueve veces mayor
que el de quienes tienen CAS=0%(el riesgo de un accidente no fatal se eleva a
50).

Niveles de intoxicación por alcohol

Categorías

-“sin intoxicación” (≤ 0,019),

Fase de euforia y excitación. Locuacidad, euforia,
desinhibición, conducta impulsiva.

-“intoxicación leve” (0,020 a 0,059)

Intoxicación. El
organismo que no está acostumbrado al alcohol se resiste. Poco a poco se afecta
el sistema nervioso al originarse la pérdida en la capacidad de coordinar los
movimientos produciendo el desequilibrio y a veces caídas. Si se abusa se puede
producir la ataxia locomotriz, que es una parálisis propia de los alcohólicos.
El alcohol produce efectos depresivos y una aparente sensación de calor al
dilatarse los vasos cutáneos, pero lo que ocurre realmente es la pérdida de
calor del organismo.

-“intoxicación moderada” (0,060 a 0,199)

Fase hipnótica o de
confusión. Irritabilidad, agitación, somnolencia, cefaleaDisartriaataxiadismetría. Náuseas y vómitos.

-el umbral de las categorías “grave” y “muy
grave”  ≥ 0,200

Fase anestésica o de
estupor y coma. Lenguaje incoherente. Disminución marcada del nivel de
conciencia (obnubilación y coma) y del tono muscular. Incontinencia de
esfínteres. Dificultad respiratoria.

Fase bulbar o de muerte. Shock cardiovascular. Inhibición del centro respiratorio. Parada cardio-respiratoria y muerte.

Prueba a seleccionar o quitar o editar la leyenda, ahora ya no tienes porque ser cuidadoso a la hora de seleccionar la imagen u otro texto por error y arruinar la presentación.

Límites permitidos por provincia en Argentina

-Córdoba, Salta, Tucumán, La Rioja, Neuquén, Entre Ríos, Río Negro y
Santa Cruz. (0g/L)

-Jujuy, Formosa, Chaco, Misiones, Catamarca, Santiago del Estero,
Corrientes, Santa Fe, San Juan, San Luis, Mendoza, La Pampa, Buenos Aires, Chubut,
Tierra del Fuego (o,5g/L, equivalentes a dos copas y media de vino)

Valores máximos permitidos en
CABA

-particulares: 0,5g/L

-Motocicletas: 0,2g/L

-principiantes, camiones y transporte público: 0,0g/L

Fallecimientos

  2016 2017
Masculino                19                17
Femenino 7 7
Total 26 24
Taza x 100 mil 8,66 8

Como se puede
observar en el cuadro, los fallecimientos por siniestros de tránsito en Bahía Blanca,
entre el 2016 y el 2017, se han reducido en el sexo masculino y se han
mantenido igual en el femenino, por lo que la estadística total bajo de 26
personas a 24, de un año a otro. Sin embargo, a pesar de tener estos datos
positivos, de los 24 fallecidos del año pasado, doce eran menores de 24 años, y
nueve tenían alcoholemia positiva


Penas en caso de ser detectados con alcoholemia positiva.

Se plantearon
distintos cambios en la ley provincial de tránsito (13.927), entre ellos las
penas en caso de ser detectados con alcoholemia positiva.

Las modificaciones
fueron votadas por la Legislatura a través de la ley 15.002, que se publicó en
el Boletín Oficial a mediados de enero y ya está en marcha.

Hasta el momento,
desde 0,5 gramos por litro de sangre (el mínimo de la falta) hasta 0,70, se
cobraba una multa y recién de 0,70 para arriba podía caber la inhabilitación
para conducir, desde 1 mes hasta 9, en los casos más graves.

   Ahora,
según la ley, quien sea descubierto con 0,5 a 0,99 será pasible de multa y
sufrirá la retención de la licencia de conducir por 6 meses. El que tenga de 1
a 1,5 gramos de alcohol en sangre, 12 meses y de 1,5 para arriba, serán 18
meses de inhabilitación.

Proyecto de Ley Tolerancia Cero

La iniciativa, que
dispone 0 miligramos de alcohol por litro de sangre, apunta a concientizar,
educar y controlar el consumo de bebidas alcohólicas teniendo en cuenta que las
consecuencias de un consumo excesivo pueden ocasionar graves e irreparables
daños en personas y bienes.

La iniciativa tiene prevista endurecer penas para los retiros de las licencias de conducir. Se plantea que en un control de alcoholemia positivo, el carnet debe retenerse por espacio de 12 meses, con más de 0,5 gramos de alcohol por litro de sangre la pena asciende 18 meses y con más de un gramo/litro de sangre, de dos años.

¿Quién frena dicha ley?

 Diferentes sectores del
mercado, como la cámara de restaurants, o diferentes empresarios donde la gente
ingiere bebidas alcohólicas.

¿Dónde se hizo ley?

Como se planteo
anteriormente, distintas provincias de la Argentina ya utilizan esta ley de
tolerancia cero: Córdoba, Salta,
Tucumán, La Rioja, Neuquén, Entre Ríos y, más recientemente, Río Negro y Santa
Cruz.

Conclusión

Los resultados de
esta investigación nos han demostrado, tanto los diversos efectos del alcohol,
como las consecuencias de la conducción bajo estos efectos. Y así, mediante los
datos y estadísticas podemos observar que han aumentado y siguen aumentando la
cantidad de muertes y siniestros viales, a causa del alcohol en sus distintos
niveles de intoxicación; y que, a pesar de tener las distintas penalidades
según la graduación alcohólica del conductor, no se está priorizando lo más
importante, que son las vidas que se pueden perder y que se han perdido. Porque
las leyes no son un mero capricho, sino que están justificadas en las causas
físicas del alcohol como hemos comentado anteriormente. Es por esto que se hace
tanto hincapié en la Ley de Tolerancia Cero, que ha demostrado tanto en los
países como Chile, como en las distintas provincias de Argentina, lo efectiva
que ha sido para reducir accidentes. Además mas allá de las leyes, todos/as
debemos tomar conciencia a la hora de conducir, y comprender la importancia de
no conducir bajo los efectos del alcohol, porque en definitiva, no solo estamos
cuidando la vida de los demás, sino también nuestra propia vida.

Agustina Remundini-Daiana Redolfi