INSTITUTO SUPERIOR en CIENCIAS de la COMUNICACIÓN SOCIAL recuerda hoy el aniversario del fallecimiento de Nicolino Locche, un boxeador diferente a todos. Un campeón.

El Luna Park supo durante su época tomar prestado el típico OLE..! futbolero para honrarlo. Eran noches en las que en Corrientes y Bouchard el boxeo se transformaba en el octavo arte por obra y gracia de Nicolino Locche, uno de los últimos grandes ídolos de este deporte.

Se consagró Campeón Mundial en la Categoría Welter Junior ante Paul Fuji, el 12 de diciembre de 1968, en Tokio.

«Fue la exhibición del más grande boxeador extranjero que jamás hayamos visto en un ring japonés. Un verdadero sensei» dijo un comentarista nipón sobre aquella proeza.

admin